1. ALTERACIONES DEL LENGUAJE:
  • AFASIA

 Alteración del lenguaje por un trastorno neurológico, que llevaría a la perdida de la comprensión o expresión del lenguaje, ya adquirido por lesiones del Sistema Nervioso Central, en áreas del hemisferio cerebral izquierdo, encargadas del procesamiento y producción del lenguaje…

Sintomatología: 

Falta de comprensión del significado, supresión total del lenguaje, estereotipias, incapacidad para la construcción correcta de la frase, lenguaje casi ininteligible, dificultad de articulación, cambios de unos sonidos por otros, dificultad para evocar nombres, problemas de repetición, dificultades en escritura, dificultades en lectura…

  • RETRASO DEL LENGUAJE

Estaría englobado dentro del grupo de alteraciones del lenguaje, sería un retraso en el desarrollo del lenguaje en múltiples niveles (fonológico, morfosintáctico, semántico y pragmático), que afecta sobre todo a la expresión y en menor medida a la compresión sin que esto se deba a un trastorno generalizado del desarrollo, ni a déficit auditivo o trastorno neurológicos.

Sintomatología: 

Hablantes tardíos; alteraciones fonológicas; léxico concreto y pobre; estructuras morfosintácticas sencillas, falta de determinantes y nexos, verbos no conjugados y frases-simples.

Puede perdurar hasta los 4 años o más. Los aspectos comunicativos están bien instaurados, aunque su comunicación resulte poco eficaz por las alteraciones mencionadas.

La gravedad del retraso, agravará los síntomas, pudiendo llegar a la no adquisición en edades tempranas.

  • TRASTORNO ESPECÍFICO DEL LENGUAJE (TEL)

Estaría englobado dentro del grupo de alteraciones del lenguaje, y actuaría en la anormal adquisición de la compresión y expresión del lenguaje oral, que puede afectar a varios componentes del lenguaje: fonológico, semántico, morfosintáctico y pragmático. Los sujetos que lo padecen, suelen tener problemas frecuentes de procesamiento del lenguaje, abstracción de la información significativa, almacenamiento y recuperación por la memoria a corto o largo plazo.

Sintomatología: 
Dificultad en el aprendizaje de palabras; Las tareas expresivas (denominación o repetición de listas de palabras) suelen ser muy difíciles para niños con TEL; Las tareas que prueban habilidades receptivas (comprensión y reconocimiento) las suelen realizar de acuerdo a su nivel de edad; Dificultades con el aprendizaje de verbos, por lo que la proporción de verbos en el léxico de los niños con TEL es inferior al esperado.

Sistema fonológico poco adaptativo: dificultades para utilizar las propiedades fonéticas de las palabras para categorizar, diferenciar y generalizar elementos léxicos, problemas de sintaxis y morfología.

  • DISLEXIA

 La dislexia, es definida por la Federación Mundial de Neurología, como un trastorno que se manifiesta en dificultades para aprender a leer a través de los medios convencionales de instrucción, a pesar de que exista un nivel normal de inteligencia y adecuadas oportunidades socio-culturales.

Dislexia fonológica: 

Nos encontramos con una dislexia fonológica cuando hay dificultad para operar con la vía fonológica, es decir cuando hay dificultad para descomponer las palabras en sonidos, sobre todo con las palabras desconocidas.

Tendrán problemas en aquellas palabras cuya escritura no se corresponde de forma directa con su pronunciación (en castellano estas palabras son raras por ser una lengua transparente y fundamentalmente son anglicismos como, por ejemplo: Hall, thriller…), así como tendrán dificultad con palabras nuevas, desconocidas o pseudopalabras.

Dislexia superficial o visual: 

Este tipo de dislexia se da cuando hay dificultad para operar con la vía léxica, es decir para reconocer las palabras familiares/conocidas, con errores ortográficos…Pero los niños que presentan este tipo de dislexia, tendrán problemas en todas aquellas palabras no conocidas, inventadas o pseudopalabras.

Dislexia mixta o profunda: 

Se caracteriza por presentar déficits en ambas rutas.

  • RETRASO LECTO-ESCRITOR

 Definimos el retraso en la adquisición de la lectura y escritura, como un desfase en su desarrollo, es decir, una demora en la adquisición de ciertas habilidades que se requieren para leer y escribir y no una pérdida, incapacidad o déficit para conseguirlo.

Los lectores retrasados muestran un amplio inventario de déficits de lenguaje, que frecuentemente son interdependientes: 

  • Presentaron previamente retraso en la adquisición del lenguaje.
  • Ejecutan peor una serie de habilidades verbales, como producción, percepción, memoria, decodificación y segmentación.
  • Presentan dificultades para el desarrollo de habilidades de análisis del lenguaje oral (Metalenguaje).
  • DISGRAFÍA

 Las disgrafías evolutivas se caracterizan por presentar dificultades específicas del aprendizaje inicial de la escritura en niños/as con un coeficiente intelectual normal, sin problemas socioculturales, emocionales y/o familiares, con una escolarización adecuada y con unas capacidades perceptivas y motoras correctas.

Disgrafía fonológica evolutiva: 

Los niños/as con disgrafía fonológica tienen problemas para desarrollar y adquirir la utilización de las reglas de conversión fonema grafema, por ello los disgráficos fonológicos tienen numerosas dificultades para escribir pseudopalabras y palabras infrecuentes, tienen a realizar la escritura en espejo y comenten numerosos errores de omisión, sustitución, inversión y adicción de grafemas y grupos consonánticos.

Disgrafía superficial evolutiva: 

Los niños/as con disgrafía superficial tienen dificultades para consolidar la vía ortográfica o directa por lo que cometen mayor número de errores en la escritura de palabras irregulares, numerosos errores de ortografía, tienen dificultades para escribir palabras en un idioma extranjero, más dificultades para aprender lenguas opacas que transparentes, mayor lentitud en la escritura y dificultades para escribir palabras homófonas y poligráficas.

Disgrafía mixta: 

La mayoría de niños/as con dificultades específicas de aprendizaje de la escritura tienen disgrafías mixtas, ya que no adquieren o desarrollan adecuadamente ambas rutas de acceso al léxico. Por tanto, las disgrafías mixtas son las más frecuentes, ya que la dificultad para adquirir una determinada ruta dificulta el desarrollo de la otra. Los disgráficos mixtos suelen cometer ambos tipos de errores, aunque a diferencia de las disgrafías profundas, no cometen errores semánticos.

En las tareas escolares aparecen manifestaciones como:

  • Lectura: Lenta, falta de ritmo, pérdida del renglón, confusión en el orden de las letras, inversiones de letras y palabras, mezcla de sonidos o incapacidad para leer fonológicamente.
  • Escritura: Agarrotamiento, cansancio muscular, deficiente caligrafía con letras poco diferenciadas, mal elaboradas, cambio de tamaño, ortografía deficitaria debido a la dificultad para la percepción y la memoria visual.
  • Problemas de orientación y direccionalidad. Dificultad para diferenciar izquierda/derecha, problemas de orientación y dirección y, para asociar etiquetas verbales a conceptos direccionales.
  • Indicadores en el habla y el lenguaje. Pueden aparecer, aunque no necesariamente, dislalias o problemas articulatorios, vocabulario pobre, dificultades para expresar verbalmente sus ideas, problemas de comprensión verbal.
  • Indicadores en la psicomotricidad. Retraso en la estructuración y conocimiento del esquema corporal, dificultades sensopercetivas (confusión de colores, tamaños, posiciones), torpeza motriz, tendencia a la escritura en espejo.

 

  • TRASTORNO DEL ESPECTRO AUTISTA (TEA)

Alteración que se da en el neurodesarrollo de competencias sociales, comunicativas y lingüísticas y, de las habilidades para la simbolización y la flexibilidad.

Sintomatología: 

Alteración que se da en el neurodesarrollo de competencias sociales, comunicativas y lingüísticas y, de las habilidades para la simbolización y la flexibilidad.

Deterioro de la actividad social

  • Hacen poco contacto visual.
  • Tienden a mirar y escuchar menos a la gente en su entorno o no responder a otras personas
  • No buscan compartir su gusto por los juguetes o actividades, señalando o mostrando cosas a los otros.
  • Responden inusualmente cuando otros muestran ira, aflicción o cariño

Problemas de comunicación

  • No responder o ser lentos en responder a su nombre o a otros intentos verbales para obtener su atención.
  • No desarrollar o ser lentos en desarrollar gestos, como señalar y mostrar cosas a otros.
  • Arrullar y balbucear en el primer año de vida, pero después dejar de hacerlo.
  • Desarrollar el lenguaje a un ritmo tardío.
  • Aprender a comunicarse usando dibujos o su propio lenguaje de señas.
  • Hablar solamente con palabras sencillas o repetir ciertas frases una y otra vez, pareciendo incapaces de combinar las palabras para formar oraciones con sentido.
  • Repetir palabras o frases que escuchan, una patología llamada ecolalia.
  • Usar palabras que parecen raras, fuera de lugar o que tienen un significado especial conocido solamente por aquellos familiarizados con la forma de comunicarse del niño.

Conductas repetitivas y estereotipadas

Con frecuencia, los movimientos de los niños con TEA son repetitivos y sus comportamientos, inusuales. Estas conductas pueden ser extremas y muy notorias, o leves y discretas.

Los niños con TEA suelen tener intereses excesivamente enfocados. La conducta repetitiva también puede tomar la forma de una preocupación persistente e intensa. La inflexibilidad puede ser extrema y causar serias dificultades.